Grupos de Alimentos – Explicado en Corto

Los alimentos hacen mucho más que simplemente darnos energía, cada alimento funciona como medio de transporte para diferentes sustancias que el cuerpo necesita para sus funciones.

Todos los alimentos disponibles en el mercado o el super se pueden preparar y mezclar de diferentes maneras creando platillos deliciosos para desayunar, comer y cenar. A parte de darnos energía para nuestro día a día, cada alimento tiene lo suyo. A pesar de ser un conocimiento práctico, pocas veces se nos enseña a combinar nuestros alimentos para lograr un buen balance. En este explicado en corto nos sumergimos en los diferentes grupos de alimentos para descubrir qué es lo que aportan a nuestro cuerpo.


Los alimentos funcionan como el transporte de los micronutrientes, más conocidos como vitaminas y minerales, mientras que los macronutrientes transportan carbohidratos, proteínas y grasas.

Existen diferentes grupos de alimentos: Mientras que la Norma Oficial Mexicana ( NOM 043) identifica tres grupos, la guía de nutrición Mi Plato del Departamento de Agricultura de EEUUA, menciona cinco grupos de alimentos. Aquí hablaremos de los siguientes:

Los grupos de alimentos se clasifican de acuerdo a los nutrimentos que aportan en su mayoría – todos los alimentos tienden a aportar por lo menos un micro o macro nutrimento.

Cereales y Tubérculos

Los cereales y tubérculos nos aportan principalmente carbohidratos, y se podrían considerar la “gasolina” del cuerpo, pues son la principal fuente de energía alimentaria por lo que es importante consumirlos diario.

Carbohidratos
Los carbohidratos se pueden clasificar en complejos o de lenta absorción y en simples o de rápida absorción; dentro de esta última categoría entran los productos procesados como galletas empaquetadas, pan de dulce, postres entre otros.

Por su lado, dentro de los carbohidratos de lenta absorción entran el pan integral, pasta integral, arroz salvaje, tortilla de maíz, papa, quinoa, amaranto, avena, trigo, centeno entre otros. Queremos consumir de preferencia estos últimos, ya que al ser de lenta absorción nos dan energía de manera gradual durante el día, haciendo que nuestros niveles de glucosa (azúcar en la sangre) e insulina no suban tan rápido. Esto ayuda a que no tengamos picos de energía y luego de cansancio – por ende, a que no nos den tantos antojos.

Nota: Tubérculos son vegetales como la papa o el colrrabo

Alimentos de origen animal y leguminosas

Los alimentos de origen animal y leguminosas nos aportan principalmente proteína de origen animal o vegetal. El cuerpo utiliza la proteína para elaborar, regenerar y mantener tejido, generar enzimas y transportar energía, entre otras funciones. Pollo, carne, pescado, quesos, leche, huevo son algunos ejemplos de alimentos de origen animal. Frijoles, garbanzos, lentejas, chícharo y soya (tofu o tempeh) por su parte, pertenecen a las leguminosas.

Frutas y Verduras

Las frutas y verduras aportan principalmente carbohidratos – algunas verduras incluso aportan proteínas. Este grupo alimenticio es de los más importantes ya que contienen gran variedad de vitaminas, minerales y fibra. Lo ideal es consumirlas con cáscara y crudas.

Grasas

En el grupo de las grasas están alimentos como el aguacate, nueces, nueces de la india, pistaches, cacahuates, almendras, avellanas, mantequillas, aceites, carnes frías, embutidos entre otros. Las grasas se utilizan como reserva energética y son muy importantes para la regulación de hormonas y el transporte de vitaminas.

Las grasas se dividen en saturadas e insaturadas. Mientras que estas últimas se encuentran en alimentos de origen vegetal como semillas y pescados, el cuerpo tiene la capacidad de producir las grasas saturadas por sí solo – es por ello que no es recomendable consumirlas tan seguido. Estas grasas se encuentran principalmente en alimentos de origen animal como cortes muy grasosos, carnes frías, embutidos, productos procesados empaquetados (galletas, frituras, postres).

Fibra

La fibra cómo tal no forma parte de ningún grupo de alimentos pero es una parte fundamental para nuestra salud digestiva. Además ayuda a controlar los niveles de azúcar y de lípidos en la sangre. Encontramos fibra en granos enteros, leguminosas, frutas y verduras – tanto en la parte interna como en la cáscara.

Espero que este desgloce te ayude a tener un panorma sobre los grupos de alimentos. En los siguientes días y semanas estaré compartiendo artículos y recetas basadas en estos grupos de alimentos. Una vez que veas estas bases aplicadas, tendrás nuevas herramientas para balancear mejor tu alimentación. Esta guía es únicamente informativa – recuerda que cada cuerpo es diferente, por ello, en el caso de requerir ayuda profesional, no dudes en contactar a una nutrióloga o nutriólogo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

+Artículos

Un Cómic

Cómic de una escena del libro Galactic Pot Healer (1969), de Philip K. Dick. El